El principal peligro que corres en la vida es quedarte bloqueado por el miedo y no hacer nada
Aunque hay peligros objetivos y reales, como los que a continuación describo, hay otros que me preocupan tanto o más, a los que debo enfrentarme sin escudos: la soledad como única compañía, el miedo interior, los pensamientos negativos. Superar a los unos y los otros es un reto en si mismo. Me encantan estos retos (al menos desde tierra firme)

Las Tormentas
Las TormentasDurante los más de dos meses que dura la travesía seguro que tendré que enfrentarme a varias tormentas. Es un tema que me preocupa bastante porque no puedo saber de qué envergadura serán ni si seré capaz de soportarlas.

Las Olas
Las OlasUno de los principales peligros que se corre en esta embarcación es volcar. Y siempre se vuelca por culpa de una ola. La embarcación es autodrizante, es decir, que se vuelve por si mi misma a la posición original. Pero esto sólo ocurre si en el momento del vuelco tengo todas las escotillas cerradas y no entra agua en ninguno de los compartimientos interiores del barco. La mayoría de intentos fallidos de cruzar un océano a remo se han truncado por culpa de el vuelque de la embarcación y la posterior inundación del interior del barco.

Los Tiburones y las ballenas
Los Tiburones y las ballenasEn el Océano Atlántico hay todo tipo de animales. Algunos de ello son enormemente grandes. Un coletazo de una ballena puede partir el barco en dos y mandarme a mí a 200 metros de distancia. Normalmente, estos bicharracos no atacan pero no han sido pocas las embarcaciones que han tenido graves problemas al tener un encontronazo con alguno de estos cetáceos.

Los barcos de gran tonelaje
Los barcos de gran tonelajeMás de un marinero ha tenido un susto por su culpa (es un decir) y a lo largo de la historia han habido cientos de casos de pequeñas embarcaciones que han sufrido una embestida por un barco de gran tonelaje. Especialmente peligroso es durante la noche porque a veces el personal de estos grandes navíos pone el piloto automático y se relajan. ¿Quién va a ver una embarcación de tan solo 7 metros de eslora? (Bueno, lo que me preocupa es quién no va a verla).

Las enfermedades
Las enfermedadesUn resfriado, una infección en un oído o en un ojo, la ulcera del estómago, un calambre muscular, un pinzamiento en la espalda o un simple dolor de muelas no tratado a tiempo pueden convertirse en un auténtico martirio y obligarme a desistir para ser “reparado” por un especialista. Mucho peor sería un accidente, como una quemadura o la rotura de un brazo, un corte profundo... Prefiero no pensarlo.

Las Heridas
Las HeridasPor mucho que trate de impedirlo será inevitable que dos partes de mi cuerpo sufran especialmente. Por un lado las manos y por otro el culo. Tantas horas de remo al día durante tantos días van a llevarme a friccionar muchísimo estas dos partes del cuerpo. Sé que voy a tener que sufrir mucho por esto. Es inevitable.

Yo
¿Te imaginas estar tres meses solo, sin ver a nadie, en medio del océano, remando 12 horas al día, día tras día? ¿Crees que hay riesgo de volverse loco? Pronto lo descubriremos.